Siete antihéroes que han inspirado arquetipos literarios

Hay algunos que no viven únicamente entre las páginas del libro que les da la vida. Ni en las mentes de los lectores. Ni en las tertulias de café o, más apropiado a nuestro tiempo, ni en las comunidades literarias en línea.

 

Hay algunos personajes de la literatura universal que han trascendido la ficción de sus creadores y se han instalado de forma privilegiada en el imaginario colectivo hasta llegar a formar parte de la memoria histórica y cultural de todo un pueblo. Hasta llegar a crear referentes no estrictamente literarios en los que todos nos hemos mirado alguna vez.

 

En el Blog de Palibrio les dimos ya algunos trucos en la caracterización de personajes pero, esta vez, queremos recordar aquellos modelos convertidos en iconos de su tiempo. Ya no son los valientes troyanos de antaño, ahora son hombres comunes, individuos perdidos y confusos entre una colectividad llena de problemas que, a pesar de todo, logran afrontar las situaciones cual si fueran héroes.

 

Si necesitan un poco de inspiración antes de bosquejar a los protagonistas del que será su libro publicado en español, ¡esta es nuestra particular selección cronológica de antihéroes que han conseguido triunfar!

 

Los antihéroes de Palibrio

 

1. Lazarillo de Tormes: En vez de épicas hazañas, este pícaro engaña, roba y traza ingeniosos ardides para poder subsistir en medio de unas condiciones sociales más que humildes. Y pese a todo, no solo ha conseguido ganarse la simpatía de los lectores sino que ostenta el título de “precursor del antihéroe contemporáneo”.

 

Palibrio | Antiheroes literatura

 

2. Don Quijote: Posee todas las características que nunca asignaríamos al héroe pero la creación de Cervantes saca la heroicidad de su capacidad para vencer la condición de hidalgo y convertirse en caballero pese a ser visto como un loco. Un loco que lucha por sus ideales.

 

 

3. El Principito: Para los que piensan que todos los héroes son adultos fuertes y experimentados, les sugerimos tomar en consideración la obra de Antoine de Saint-Exupéry. El protagonista no tiene en su haber grandes hazañas pero sí una que la mayoría de los humanos han perdido: se asombra por la realidad de la existencia.

 

 

4. Gregor Samsa: Un hombre que trabaja duro para mantener a toda la familia y además renace transformado en una de las formas más siniestras que concibe la sociedad, un insecto, para sufrir luego el desprecio de sus allegados. Tener que luchar con esto lo transfigura en un héroe.

 

 

5. Holden Caufield: No es popular, ni especialmente inteligente, ni atractivo. Y tampoco tiene una historia interesante pero el protagonista de El guardián entre el centeno se siente tan solo y es tan incomprendido que logra la simpatía de los lectores. Porque todos en algún momento también nos hemos sentido igual…

 

Palibrio | Antiheroes literatura

6. Ignatius J. Reilly: Aunque él no lo sabe, el protagonista de La conjura de los necios es tan excéntrico, desafortunado e inadaptado que en Palibrio nos resulta uno de los personajes más entrañables de la literatura contemporánea. No por su rareza intrínseca claro está sino por su capacidad para abrirnos los ojos a la estupidez del género humano.

 

 

7. Coronel Aureliano Buendia: Tiene el aura de gloria de quien debería ser un héroe nacional pero Gabo lo deshumaniza hasta tal punto que solo podemos ver en él a un héroe vencido. Después de la guerra se confina al hogar y se dedica a la ordinaria tarea de fabricar pescaditos.

 

 

Tanto si deciden inspirarse en estos patrones para sus héroes o antihéroes como si prefieren crear sus propios arquetipos literarios para la inmortalidad, recuerden el consejo de Palibrio: No deben dejar a la imaginación de los lectores ningún aspecto del personaje.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *