Haikus: poesía condensada en tres versos geniales

 

hiku2

“De no estar tú,

demasiado enorme,

sería el bosque”

Kobayashi Issa (1763-1827)

 

El haiku es una de las formas más bellas de la literatura japonesa. El haiku (俳句 jaiku) es un poema corto de diecisiete sílabas, distribuidas en tres versos, en el que se emplea un lenguaje sensorial para capturar un sentimiento o una imagen. Su relato es descriptivo como un flash que ilumina un instante.

 

 

“Este camino

nadie ya lo recorre,

salvo el crepúsculo”

Matsuo Basho (1644-1694)

 

 

Aunque la poesía haiku está firmemente arraigada a la filosofía budista, presente en Japón desde hace más de un milenio, como género literario nace en el siglo XVI y, posteriormente, prácticamente todos los idiomas adoptaron (y adaptaron) su composición con hermosísimos poemas siendo Cortázar, Benedetti, Octavio Paz o Borges, algunos de sus creadores hispanos. Precisamente Jorge Luis Borges en La cifra (1981), libro dedicado a María Kodama, incluye 17 haikus, como el obligatorio número de sílabas del haiku clásico.

 

 

“¿Es un imperio

esa luz que se apaga

o una luciérnaga?”

Jorge Luis Borges (1899-1986)

 

 

Los haikus se escriben, según la tradición, en tres versos de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente, sin rima y con un efecto poético impactante como consecuencia, precisamente, de esta métrica. Aunque tradicionalmente hacían referencia a escenas de la naturaleza, un momento de belleza u otra experiencia conmovedora han ido evolucionando para mostrar momentos de la vida cotidiana, entornos urbanos e incluso situaciones humorísticas.

haiku_4_by_asdgCómo escribir tu propio haiku

En Palibrio queremos que te enfrentes al sudoku emocional que supone la creación de un haiku y retes a tus dotes literarias tratando de elaborar tu primer poema japonés; un ejercicio de estilo que, ciñéndote a unas sencillas pautas, te ayudará a desarrollar tu ingenio, tu creatividad, tu capacidad de síntesis y tu destreza poética.

 

 

 

Escoge un tema para el haiku:

-Debe respetar la simplicidad y huir de adornos.

-Captar un instante en su núcleo de eternidad o un momento transitorio.

-Evitar el razonamiento.

 

 

Cíñete a la métrica del haiku clásico: 17 sílabas, distribuidas en 5-7-5, sin rima ni título.

5 sílabas en el primer verso

-7 sílabas en el segundo

-5 sílabas en el tercero

 

 

Al ser tan breve:

Los verbos sobran, porque lo que captamos es una imagen inmóvil, una instantánea.

Verbos como ser sobran aún más, porque se sobreentienden.

 

 

La forma literaria no es un fin en sí, sino un medio de expresión. Sin embargo, el haiku, por ser una emanación de la filosofía Zen es mucho más que una forma de expresión artística. El haiku clásico, como forma lírica, es un desafío, tanto por su rígida estructura como por su brevedad obligada. Con sus tres únicos versos, es en sí mismo una unidad, un poema mínimo y no obstante completo. De ahí su visión instantánea, su condición de chispazo, y, a veces, su toque de humor o de ironía. El gran maestro y creador de haikus es Matsuo Bashoo, quien dejó para la posteridad esta curiosa definición: “Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento”.

matsuo

 

Encerrar en 17 sílabas una duda, una opinión, un sentimiento, un paisaje, y hasta una breve anécdota puede ser un juego. La dificultad formal un aliciente y la brevedad una provocativa forma de síntesis. Y aunque hay quienes dicen que el haiku no puede escribirse más que en japonés, te invitamos a que elabores tu propio haiku, un hermoso ejercicio para mejorar nuestro poder de síntesis, nuestra creatividad y, por supuesto, nuestra habilidad poética.

 

 

“Hecho de aire

entre pinos y rocas

brota el poema”.

Octavio Paz (1914-1998)

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *