Mercy Santamaría: “No hay edad para vivir una nueva etapa de mayor felicidad”

foto familiar fondo de pantalla

Una de las singularidades de Para gustos los colores Relatos para una adolescencia más feliz es que su autoría la comparten una madre y su hija adolescente: Mercy Santamaría y Mercy Núñez Santamaría. La madre es psicóloga y parte de Dale Carnegie Training donde desde hace 27 años trabajo con adultos y jóvenes disfrutando especialmente con esta interacción con los adolescentes y de manera muy especial como madre de tres adolescentes. Mercy Núñez Santamaría tiene 16 años y es su segunda hija, con el entusiasmo como una característica distintiva. Junto a sus hermanos, Iván Emilio y Angélica Maribel, es una lectora voraz desde temprana edad, escritora prematura y también pintora desde muy pequeña.

A través de relatos que transcurren en los más diversos escenarios, los lectores pueden introducirse en el mundo juvenil y sus retos. En muchos casos, no se trata de grandes problemas, sino de sencillos momentos que pueden llevar a inimaginables desenlaces. Con curiosidad, hilaridad, incomodidad, el lector transita por las más diversas situaciones convirtiéndose en protagonista de las mismas al identificar su mundo con los personajes de las mismas.

 

Los pasillos del colegio, la ansiedad por los deberes escolares, el estrés ante los preparativos de una boda, una entrevista de trabajo, o las discusiones madre hija, son una excusa para conversar sobre el rumbo a seguir en esos momentos determinantes de la vida que no siempre reconocemos como tales. Hablamos con Mercy Santamaría que nos relata cómo ha sido la aventura de publicar su primer libro con Palibrio y nos contagia su entusiasmo: “me encanta mi trabajo que me ha enseñado a creer que no hay edad, ni temprana ni tardía, para una nueva etapa de mayor felicidad”.

 

Firma la autoría de Para gustos los colores Relatos para una adolescencia más feliz con su hija adolescente, ¿cómo fue esta experiencia de trabajo conjunto?

Soy psicóloga y Dale Carnegie Trainer donde se matriculó mi hija como asistente graduada lo que nos dio una oportunidad extra para conversar sobre aspectos importantes para los adolescentes, y con el deseo de ayudar, decidimos escribir este libro. Con cada uno de nuestros tres hijos hemos tenido una relación de gran amistad, construida a través de los años, de momentos, detalles… Con Mercy ha sido muy gratificante descubrir que podemos llevar a cabo proyectos formales como este libro.

 

¿Repetirán la experiencia?

Claro que sí, esperamos tener muchas oportunidades más. De hecho, tenemos veinte cuentos de los cuales solo hemos publicado unos cua