Mercy Santamaría: “No hay edad para vivir una nueva etapa de mayor felicidad”

 

foto familiar fondo de pantalla

Una de las singularidades de Para gustos los colores Relatos para una adolescencia más feliz es que su autoría la comparten una madre y su hija adolescente: Mercy Santamaría y Mercy Núñez Santamaría. La madre es psicóloga y parte de Dale Carnegie Training donde desde hace 27 años trabajo con adultos y jóvenes disfrutando especialmente con esta interacción con los adolescentes y de manera muy especial como madre de tres adolescentes. Mercy Núñez Santamaría tiene 16 años y es su segunda hija, con el entusiasmo como una característica distintiva. Junto a sus hermanos, Iván Emilio y Angélica Maribel, es una lectora voraz desde temprana edad, escritora prematura y también pintora desde muy pequeña.

A través de relatos que transcurren en los más diversos escenarios, los lectores pueden introducirse en el mundo juvenil y sus retos. En muchos casos, no se trata de grandes problemas, sino de sencillos momentos que pueden llevar a inimaginables desenlaces. Con curiosidad, hilaridad, incomodidad, el lector transita por las más diversas situaciones convirtiéndose en protagonista de las mismas al identificar su mundo con los personajes de las mismas.

 

Los pasillos del colegio, la ansiedad por los deberes escolares, el estrés ante los preparativos de una boda, una entrevista de trabajo, o las discusiones madre hija, son una excusa para conversar sobre el rumbo a seguir en esos momentos determinantes de la vida que no siempre reconocemos como tales. Hablamos con Mercy Santamaría que nos relata cómo ha sido la aventura de publicar su primer libro con Palibrio y nos contagia su entusiasmo: “me encanta mi trabajo que me ha enseñado a creer que no hay edad, ni temprana ni tardía, para una nueva etapa de mayor felicidad”.

 

Firma la autoría de Para gustos los colores Relatos para una adolescencia más feliz con su hija adolescente, ¿cómo fue esta experiencia de trabajo conjunto?

Soy psicóloga y Dale Carnegie Trainer donde se matriculó mi hija como asistente graduada lo que nos dio una oportunidad extra para conversar sobre aspectos importantes para los adolescentes, y con el deseo de ayudar, decidimos escribir este libro. Con cada uno de nuestros tres hijos hemos tenido una relación de gran amistad, construida a través de los años, de momentos, detalles… Con Mercy ha sido muy gratificante descubrir que podemos llevar a cabo proyectos formales como este libro.

 

¿Repetirán la experiencia?

Claro que sí, esperamos tener muchas oportunidades más. De hecho, tenemos veinte cuentos de los cuales solo hemos publicado unos cuantos en este primer libro. Como madre tengo la certeza de llevar a cabo un proyecto con cada hijo.

 

¿Qué le empujó a escribir estos cuentos motivacionales, como usted los define?

La necesidad de decir que las dificultades propias de la adolescencia son pasajeras, que de acuerdo a la actitud con la que se vivan y se comuniquen a las personas adecuadas pueden incluso dejar excelentes lecciones.

 paragustos

¿Cómo definiría estos relatos?

Son historias y completamente creadas con una trama sencilla que hace fácil la identificación con los personajes. Están relatados con un lenguaje coloquial y, de hecho, Mercy hija, como adolescente, se ha encargado de que haya diálogo juvenil. Está elaborado usando el “vos” como es propio de muchos de nuestro países latinos, para facilitar la cercanía con el joven y hacerlo real.

 

 

¿Está escrita de adolescente a adolescente?

Está dirigida al joven adolescente, en sus aflicciones propias de la etapa. Sin embargo hay adultos que experimentan al leerla la sensación que tenían a esa edad pero, sobre todo, al estar en esos zapatos nuevamente recuerdan por qué determinadas situaciones les importaron tanto y dejan de pasarlas por alto con tanta frialdad.

 

¿Qué persigue con la escritura de este libro?

Llevar a los muchachos y muchachas el mensaje de sentir que no son los únicos en sus preocupaciones y que sí tienen relevancia. Insistir en la idea de que se trata de una etapa, por lo tanto pasajera, y que no es nada fuera de lo común. Esto debe conducirnos a desarrollar una actitud valiente, de descubrir que existe una lado positivo y que con mi voluntad puedo obtener lecciones de los fracasos.

 

 

¿Cuáles son los valores que están presentes en el libro?

Se insiste en la perseverancia, entusiasmo, solidaridad, interés sincero por los demás, unidad familiar, autoestima, esfuerzo, humildad, respeto, amistad e integridad. Estaríamos felices si los jóvenes se llevan del libro felicidad y fortaleza para ser ellos mismos, fuerza para sobreponerse a sus temores

 

 

¿Cómo ha influenciado su trayectoria en la escritura de este libro?

Sin duda el trabajar durante años con jóvenes me ha llevado a creer en ellos profundamente, en su entusiasmo y pasión por sus ideas. Guiándoles de la forma adecuada, logran lo que se proponen. Vivir esta experiencia junto a la adolescencia de mis hijos me ha permitido ser realista y, por si fuera poco, he contado con la asesoría de Mercy, quien puso su toque juvenil y de artista. Lo considero un regalo de Dios.

 

 

¿Cómo han funcionado los eventos promocionales de su libro?

Nos han invitado a dos entrevistas televisivas, muy buenas experiencias ambas y un lanzamiento lectura en la mejor librería de Honduras, Metromedia. Los comentarios de nuestros lectores son que se involucran fácilmente en las tramas que representan problemas reales. Los adultos lo buscan como regalo para sus hijos o nietos.

 

 

¿Cómo valoras esta experiencia de publicación de un libro?

La gratificación de ayudar, a través de las ideas puestas por escrito, va más allá de la emoción de cumplir un sueño, considero que es un proyecto importante.

 

 

¿Qué consejo les daría a los autores que aún no se han decidido publicar su obra?

Que se organicen bien, ahorren para lograr su meta y se arriesguen, la satisfacción de hacerlo supera muchas cosas.

 

 

¿Cómo conoció a Palibrio y por qué escogió publicar su libro con nosotros?

El Gerente de Metromedia nos los recomendó ampliamente cuando le hablamos del proyecto.

 

 

¿Cuál fue la mejor parte de tu experiencia de publicación con Palibrio?

El impulso que me dieron para lanzarme con la idea. Prácticamente tenía todo listo, solo me faltaba tomar el riesgo, me ayudaron a valorar.

 

 

¿Nos recomendaría?

Sí, ya lo he hecho en la producción. El libro es de muy alta calidad y a todas las personas les ha parecido muy bueno el trabajo que hicieron y, en particular, el trabajo con la pintura de Mercy hija para la portada.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *