Miguel Matias Duro: “Elegí la poesía para superar un amor que nunca fue”

Hay quien lo hace paso a paso, día tras día. Nuestro autor lo consiguió poema a poema. Logró con sus versos dejar atrás un amor que nunca fue más que una creación interna. Otorgó a la literatura la categoría de aliada para el amor y, lo que es más importante, esto lo catapultó a una nueva forma de vida, la libertad. En proceso de metamorfosis es la segunda obra poética del autor de la editorial Palibrio Miguel Matias Duro –una continuación de la primera, Amanecer-, la cual él mismo define como un libro de “auto superación” a través de los versos.

 

Ella en 100 poesías

Palibrio | Miguel Matias Duro

Más de 100 poemas conforman esa “lucha interior” del autor contra sí mismo mudada en libro autopublicado cuyo nexo es simplemente la musa que una vez Ella significó para él. “Ella es el gran vínculo, fuente y fruto de todo; mi principal razón de ser, la que une cualquier tema, planteamiento y descripción”, asegura sin nostalgia.

 

Aunque no quiere considerarlo como una obra autobiográfica –prefiere llamarlo llanamente “experiencia personal”-, el escritor expresa en la misma todos los sentimientos de amor, desamor, soledad, distancia y ausencia que dar fin a esa “pasión y afecto” que sentía por Ella le supuso.

 

“Me caí muchas veces pero me levanté más de las que me caí”. Un proceso de metamorfosis e introspección que duró cerca de 12 meses y que el autor culminó con un libro de poesías en español pero también con un mensaje de confianza en sí mismo: “Para dar amor y ser feliz no se necesita a otro ser si uno puede iluminar y dar amor con plenitud y pureza”.

 

Y porque superar ese amor era para el autor una “meta” que debía cumplir, dejó ir sus sentimientos al ritmo de sus versos con la conciencia renovada de que para cambiar una vida, “todo empieza por uno mismo”.

 

La poesía, un “dulce método”

Palibrio | En proceso de metamorfosis

A pesar de la experiencia traumática que todo desamor suele reservar a alguna de las partes, Duro no se arrepiente de haberlo experimentado. “Estas vivencias son únicas y no las cambiaría por nada. Agradezco que hayan tocado a mi puerta porque sin ellas no me hubiera superado ni sabría qué quiero realmente para mi vida”.

 

Así es como la escritura ha pasado a formar parte de su vida cotidiana pero también como su día a día ha impregnado todas sus composiciones. La literatura se ha convertido en el “escudo” de Duro: “Logré encontrar en ella el apoyo, las formas y la paciencia suficiente para salir del abismo donde me encontraba”, afirma.

 

Y dentro de la literatura, escogió la lírica como género –su “dulce método”-, una forma de vida que, tal y como asegura le aporta “una libertad absoluta para afrontar cualquier situación, momento y circunstancia”. “Elegí la poesía para superar un amor que nunca fue concebido”, añade.

 

Una libertad que el autor enfrenta sin artificios lingüísticos y con la naturalidad de las palabras que no necesitan ser adornadas. “Escribo para aquellos que están solos y tienen un amor platónico, para las personas que sienten y aman”.

 

Más amor en camino

 

Ya especializado en el género amoroso y con unos lectores que han recibido la obra “con mucho entusiasmo”, Duro sigue con su afán personal para ser cada día mejor escritor y dar vida a nuevas historias.

 

A En proceso de metamorfosis la seguirán próximamente dos nuevos libros de la misma temática pero distinta forma, “una ansiada novela de amor” y otro libro de poesías con una “nueva musa” recién llegada a su corazón.

 

La confianza asimilada en el proceso de redacción del libro y que se desprende de su lectura es también una de sus principales recomendaciones a aquellos escritores que aún no han se han decidido a publicar: “Que no se desesperen, todo llega a su determinado tiempo”.

 

A él le llegó el momento de hacer su sueño realidad cuando, después de manejar diversas opciones editoriales, descubrió Palibrio y nos consideró como “la mejor” para su libro por tratarse de una casa de publicación “con un buen proyecto y futuro”.

 

“La amabilidad y consideración de su equipo de profesionales en el trato a los autores noveles” fue la mejor parte de una experiencia de publicación que, en sus palabras, le despertó “orgullo y emoción” una vez consumada.

 

Este autor de Palibrio se encuentra aún en el principio de un camino literario que, esperamos, seguirá llenando de vida y luz con el resto de sus publicaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *