Nosotros #NecesitamosLibrosDiversos, ¿y tú?

 

“Porque los niños deberían poder leerse a ellos mismos en las historias”.

“Porque los líderes del mañana necesitan verse representados en los libros de hoy”.

“Porque vivimos en un mundo diverso”.

“Porque nos ayudan a imaginar a los otros y a nosotros mismos”.

 

Por todos estos motivos y por los que no caben en este artículo de Palibrio: #WeNeedDiverseBooks o, lo que es lo mismo, #NecesitamosLibrosDiversos. Por nuestra trayectoria, nuestros valores y los autores a los cuales representamos, en nuestra editorial nos sumamos a la causa y clamamos por la diversidad a través de la literatura.

 

Esta iniciativa empezó en Estados Unidos bajo una etiqueta de Twitter y una campaña en redes sociales, #WNDB, que pedía a la gente que se tomara una foto con un cartel donde explicara los motivos por los cuales era importante la diversidad en la literatura para niños. El objetivo: denunciar la falta de la misma en los libros infantiles.

 

En palabras de una de las voces del proyecto, Ellen Oh, “necesitamos romper la creencia de que los libros diversos no venden”. Así lo hizo esta escritora coreana-americana cuando, al no encontrar libros infantiles con protagonistas asiáticos para sus tres hijas, decidió crear el suyo propio con una heroína asiática. Y empezar así a su vez la aventura de #WeNeedDiverseBooks.

 

#WNDB en aulas y festivales literarios

 

A los pocos meses de existencia, con cerca de 100,000 posts y 24,000 usuarios apoyando la idea y en colaboración con la An Open Book Children’s Literacy Foundation, la organización evolucionó hacia un proyecto más ambicioso que trabaja para hacer presentes los autores multiculturales –autopublicados o no– y sus libros en las escuelas.

 

Se trata de Diversidad en las aulas, un programa que empezará en enero del 2015 en Washington, D.C con más de doce autores e ilustradores de libros infantiles conocidos por incorporar personajes y temáticas “diversas” en sus trabajos que visitarán cerca de una veintena de escuelas. En función de la aceptación de la iniciativa, sus responsables decidirán si extrapolan la experiencia a nivel nacional.

 

El siguiente paso llegará en 2016 con la organización del primer Festival de literatura infantil para la diversidad donde escritores y lectores celebrarán las obras inclusivas.

 

El sector editorial es de los blancos

We need diverse books

Iniciativas como esta nacen como consecuencia de unas cifras literarias abrumadoras: según el artículo del periódico The Guardian sobre la diversidad en los libros para niños, de los 3.200 libros publicados en 2013, solo 93 tenían como protagonistas a personas de raza negra, 57 latinos y 34 asiáticos. Si estás pensando en cómo publicar tu libro en español, ten en cuenta estos datos.

 

Además, este año ha sido la primera vez que un estudio de Publishers Weekly, la denominada Biblia de la industria editorial, hacía referencia a la diversidad étnica y racial. Las cifras sustentan ampliamente la necesidad de iniciativas como #WNDB: “El sector editorial es abrumadoramente blanco: un 89% de las personas que trabajan en editoriales se identifican como de raza blanca o caucásica, un 3% como asiáticos, otro 3% como hispanos y solo un 1% como afro-americanos”.

 

Además, un 60% de las personas consultadas –entre estas también las que se identificaron como de raza caucásica– aseguraron encontrar poca diversidad en el sector ante un 11% para quiénes la diversidad no representa problema alguno en el mundo editorial.

 

Porque a pesar de que muchos lectores crean lo contrario, los libros diversos también tienen su mercado. Para muestra, las obras publicadas con Palibrio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *